Skip to main content
Pilar Rosanes y Josep

Pilar Rosanes y su hijo fallecido, Josep

Pilar Rosanes es un símbolo de la lucha por mejorar la justicia vial en España. En agosto de 2020, su hijo de 20 años, Josep Boan Rosanes, falleció en un accidente de tráfico mientras conducía su moto. El conductor que lo atropelló iba a velocidad de entre 116 y 130 km/h. en un tramo con un límite de 70 km/h. Invadió el carril contrario y mató a Josep.

Desde ese momento, Pilar lucha incansablemente por endurecer las penas para los delitos de tráfico y denunciar la insensibilidad de la administración (tras el accidente, la Diputación de A Coruña le envió una factura a nombre de su hijo por la limpieza de la vía donde se produjo el accidente).

Pilar considera que las penas actuales son demasiado laxas y no disuaden a los conductores de cometer imprudencias al volante. Por eso, ha impulsado una campaña en Change.org para aumentar el Código Penal a penas de prisión de 5 a 10 años para casos como el que segaron la vida de su hijo.

La lucha de Pilar Rosanes está teniendo gran impacto mediático al visibilizar la violencia vial, la necesidad de endurecer las penas para estos delitos y de mejorar la atención y el apoyo a las víctimas de accidentes de tráfico.

Así, Pilar es una voz por todas las víctimas de la violencia vial. Su lucha es un ejemplo de la fuerza que puede tener una madre cuando busca justicia para su hijo.